Estudiar inglés con apps como WhatsApp y Skype

aprender-ingles-whatsapp-skype

Los expertos trabajan para que la tecnología nos haga el día a día más fácil. Y es así, incluso, en materia de idiomas. Por ello, hoy nos encontramos con que los jóvenes –y no tan jóvenes- están interesados en aprender inglés en portales como www.britishsummer.com, pero también con apps como WhatsApp, Skype o jugando con Lego.

El 95’4% del total de los alumnos no universitarios que escogen una lengua extranjera opta por el inglés, y le sigue la lengua francesa a una gran distancia, con un 3’4%, según datos extraídos del informe “Las cifras de educación en España 2017” del Ministerio de Educación en el segmento del curso 2014-2015.

Al mismo tiempo, con los estudiantes universitarios y con los adultos podemos encontrar la misma situación, dado que siguen escogiendo el inglés como primer idioma extranjero, y es el que se suele pedir en los puestos de trabajo.

Sin embargo, estamos viendo cambiar el panorama de la oferta de aprendizaje, y las clases presenciales u online ya no son el único método. Cada vez, tenemos menos tiempo que poder dedicar para ir a academias, o se vuelve más complicado poder cuadrar horarios. Por ello, la tendencia actual es aprender idiomas mediante clases por teléfono o por Skype, que nos permite ahorrar tiempo y dinero en desplazamientos, y contar con conversación desde un primer momento.

Además, de esta manera, se reduce la falta de asistencia a clase. En la actualidad, debido a la dificultad para sacar tiempo con el que ir a clase, estas faltas se han incrementado en las academias de idiomas. Sin embargo, profesores de las mismas que también se han lanzado a impartir clases por estos métodos aseguran que, de esta manera, han conseguido alumnos mucho más aplicados e implicados en el aprendizaje, gracias a la flexibilidad de horarios.

Para los alumnos más jóvenes, también existen otros métodos, como introducir juegos de Lego. Simplemente, jugando en inglés, se consigue que el aprendizaje sea lúdico, que los pequeños se diviertan mientras aprenden y sin apenas darse cuenta.