Cine y furgonetas, un pack mejor que palomitas + refresco

Leyendo libros se aprenden cosas. Aún en los días de lo digital con mayúsculas y como religión casi… pero bueno, que esto no va a ser una perorata a favor de lo analógico. Esto va de cine, y de cine iba el libro que leí hace unos meses. Concretamente era un manual de técnica y práctica cinematográfica y resulta que las furgonetas tienen mucho que ver con el cine y de modo muy especial son buenas amigas del cine low cost o «Down & Dirty« según le llamaba el autor del libro, Anthony Q. Artis. El Down & Dirty es ese tipo de cine que puede contar geniales historias aunque los medios técnicos y económicos sean bastante bastante ajustados. Pero volveremos a las funciones de producción luego.

Ahora vayamos a la gran pantalla, ésa que nos ha enseñado que una furgoneta es un gran elemento que filmar. Lo ha hecho Quentin Tarantino en su famosísima película ‘Kill Bill’ (2003), tuneando un vehículo de grandes dimensiones hasta convertirlo en algo único que todo el mundo recuerda una vez ha acabado la película y al que Tarantino llamó como «Coñoneta» («Pussy Wagon» en su nomenclatura original). Ésta es una de las escenas más famosas de todo el film.

Tan famosa se hizo la «Coñoneta» que la aún más famosa Lady Gaga no dudó en tomarla prestada para dar una vuelta a su amiga Beyoncé mientras cantaban eso de «Stop callin’, stop callin’, I don’t wanna think anymore, I left my head and my heart on the dance floor…». Así sonaba y lucía el ‘Telephone’ (2010) de Gaga con «Perroneta» incluída.

Y aún en el cine una furgoneta de las más famosas, adoradas y que más de uno y de dos han querido replicar es la de la película ‘Dos tontos muy tontos’ (1994). Con decir «Perroneta» («Dog Wagon» para los países de habla inglesa) a mucha gente aún se le pone una amplia sonrisa en la cara. Y no es para menos, juzga por tí mismo/a.

Como ves las furgonetas han sido grandes protagonistas en el cine (videoclips incluídos) pero lo cierto es que según explicaba Antohny Artis en su libro, las furgonetas tienen un papel también muy destacado detrás de las pantallas. ¿Cómo? Pues como vehículo de producción, especialmente en la filmación de películas de bajo coste.

¿Y por qué furgonetas?

Pues muy fácil. Las furgonetas son vehículos grandes, resistentes, acogen a muchos viajantes sin quejarse ni un poquito y suelen disponer de maleteros muy grandes donde quepan las cintas MiniDV, los  trípodes, las cámaras, los micrófonos de botón con sus cables, la percha para los micrófonos ambientales, el peluche para proteger el micrófono del viento… ¡sin olvidar a la gente del equipo que suele ser mucha!

Además una furgoneta es un medio perfectamente cómodo para travesías largas (y Dios sabe que la gente con poco presupuesto preferirá gastarse el dinero que tenga en «lo que se va a ver delante de la cámara» que no en viajar en avión al lugar de rodaje). Una furgoneta puede funcionar como almacén temporal, también. Cuando llegas al lugar en el que tienes que rodar lo más fácil es no desempaquetarlo todo, al menos que vayas a quedarte allí mucho tiempo. En pro de la practicidad lo mejor es usar la furgoneta como el lugar al que vas a ir yendo para coger lo que vayas necesitando a cada momento del rodaje. A la vez funciona como un tipo de caja fuerte: es mucho más seguro guardar la cámara que no estás usando ahora bajo llave y sabiendo en todo momento donde está que llevarla contigo y haber de dejarla ¿en un almacén del lugar donde ruedes? a riesgo de que cualquiera pueda hacerla desaparecer.

Por todo esto y mucho más las furgonetas son el amigo fiel hiperfiel del cine, delante y especialmente detrás de la cámara. Por eso muchos cineastas primerizos y con presupuesto justo apuestan por ellas, porque además ¡es tan fácil contactar con una empresa de alquiler de furgonetas sin conductor, como la barcelonesa Área Alquiler! Te ofrecen furgonetas del modelo y las plazas que quieras, para un alquiler de corto o de medio plazo, eres libre para usarla cuando te plazca porque no tiene conductor y además los precios son de lo más seductor. Así que si te ha picado ni que sea la curiosidad por el cine, por el «Down& Dirty» o ni que sea por las furgonetas de alquiler sin conductor, aquí te dejamos la web de esta compañía de alquiler de vehículos para que conozcas un poquito más a esta aliada perfecta del celuloide: http://www.area-alquiler.com/es/. 

Después de todo, el cine es mucho más que refrescos de Cola y palomitas. ¡Hay tanta vida y tanta aventura y tanta pasión detrás de la pantalla! Empezando por las furgonetas que permiten a los más jóvenes comenzar a hacer su rodaje profesional.

We Love Wagons! 😉