Inspiración en 3D: cuando arte e impresoras se entrelazan

Hay almas que están tocadas por la inspiración. No es que se les aparezcan musas levitando en un halo etéreo cuando van de camino al trabajo, ni que escuchen el dulce sonido de un arpa sin saber de dónde proviene. Todo esto son visiones muy exageradas pero lo cierto es que hay gente especialmente dotada para todo aquello relacionado con la creatividad.

No es fácil clasificar ni definir a personas agrupándolas por etiquetas, pero quizás si hay algo que caracteriza a este tipo de personas es el gusto por usar la imaginación, por dejarse llevar por la inspiración, por no pautar el camino y dejarse sorprender por unos resultados que no son planeados. Y justo por eso quizás resultan más geniales.

Técnicas artísticas hay muchas, desde el collage a la escritura automática por sólo mencionar dos campos en los que la inspiración tiene mucho que decir, las artes plásticas y la escritura.

Tanto los conceptos artísticos como las técnicas avanzan con el tiempo y de hecho son muchos los teóricos del arte que dicen que una obra no se puede desligar de su contexto temporal. Y en cuanto a evoluciones en el arte hay una bastante remarcable porque recupera la introducción de la máquina en el arte (típicamente hecho por humanos): la impresora 3D.

Con estas impresoras se pueden generar todo tipo de objetos, desde ropa hasta prótesis, pero su uso en un ámbito tan instintivo y de entrañas como el arte resulta especialmente espectacular. Aquí os dejamos un vídeo. No hace falta hablar de él porque si lo veis (y vale MUCHO la pena hacerlo) observaréis que las imágenes ya lo dicen todo:

Así que en resumen puede decirse que sí, que la inspiración hace buenas migas con las impresoras 3D.

Fuente: http://makershopbcn.com/