PASOS PARA SOLICITAR UNA BECA DE COLABORACIÓN

Si estamos realizando estudios universitarios o de formación profesional y tenemos la suerte de que nuestro centro nos ofrece la posibilidad de hacer una beca de colaboración con una empresa no lo dudemos y aprovechemos la oportunidad que se nos brinda (aunque la teoría y el estudio es imprescindible una buena experiencia profesional es básica para encontrar el trabajo que queremos).
Para poder utilizar este tipo de becas (a diferencia de las económicas no nos ofrecen dinero sino la posibilidad de enseñarnos a que seamos nosotros quienes lo consigamos) solo tenemos que dirigirnos a nuestro centro y hacernos solicitantes de ella.
Dependiendo de las empresas que participen en esta práctica podremos escoger el lugar donde realizarlas o será el propio centro el que nos asignará un lugar donde realizar nuestra primera inmersión en el mundo profesional.
Es importante saber que se trata de una relación en la que tanto empresa como estudiante salen ganando ya que por un lado el lugar donde se realiza el trabajo cuenta con un trabajador más (el cual ofrece un servicio gratuito o bastante más económico que un asalariado normal) y el estudiante gana experiencia, conocimientos prácticos y sobretodo la posibilidad de contar en un futuro o incluso al terminar la beca de quedarse en la empresa.
También existe la posibilidad que nuestro centro educativo nos proporcione la beca de colaboración pero seamos nosotros los que debemos encontrar un lugar donde trabajar la cual cosa tiene su lado positivo ya que podemos escoger el sitio que más ilusión nos haga pero por otro nos arriesgamos a que nos digan que no aceptan becarios.
Sin duda las becas de colaboración profesional son la gran ayuda que los estudiantes necesitan y es que la formación técnica es básica pero la experiencia práctica es la que nos hará crecer como profesionales y como personas.